• 0

Factores a tener en cuenta tras un accidente de tráfico.

fitsalud-sevilla-recuperacion-accidenteLa mayoría de los accidentes de tráfico que se producen en una ciudad vienen provocados por colisiones posteriores, este tipo de accidentes suelen provocar un efecto conocido como “latigazo cervical” o “whiplash”, en los que el cuello realiza un movimiento hacia la flexión y posteriormente a extensión, impactando normalmente con el reposacabezas.

Este movimiento de extensión es muy lesivo, ya que la musculatura del cuello sufre un gran impacto, teniendo que contrarrestarlo, algo que no da tiempo ya que en la mayoría de las ocasiones este choque es inesperado dentro de un accidente de tráfico.

Normalmente, tras este tipo de colisiones, es muy habitual el diagnóstico de esguince cervical y la colocación de un collarín. Está demostrado científicamente que el uso del collarín retrasa la recuperación de la persona tras un esguince de grado I o II (Hernández-Sousa MG, 2013). En otras ocasiones, en las que hay fractura cervical sí es recomendable la colocación de dicho collarín.

¿Por qué ocurre esto? Sencillamente es porque la musculatura se acostumbra, cuando los músculos profundos del cuello, cuya función principal es mantener la estabilidad de la cabeza y cuello, se aprecian que hay otro elemento que realiza esta función (collarín), dejan de actuar, por lo que se pierde musculatura, teniendo como consecuencia que tras la retirada de dicho collarín la persona note el cuello más inestable, debido a lo dicho anteriormente, que la musculatura encargada de esa función ha dejado de actuar, por lo que retrasa la recuperación.

fitsalud-sevilla-recuperacion-accidente2

Este desequilibrio que se produce en la musculatura profunda del cuello deriva en problemas como mareos, dolor de cabeza y vértigos, los cuales no tienen por qué aparecer poco después del accidente, sino que en ocasiones pueden darse incluso bastantes años después, de forma que es muy importante una buena rehabilitación, algo que muchas personas evaden, ya que no padecen dolor ni problemas cervicales en ese momento.

Uno de los pasos más importantes para recuperarse es el fortalecimiento de la musculatura profunda de cuello, para ello es importante conocer los ejercicios y comenzar a realizarlos guiados siempre por un fisioterapeuta, para posteriormente poder realizarlos en casa y así seguir avanzando. Para ello sería conveniente comenzar a trabajar con un Stabilizer (foto en la parte inferior), el cual reflejará la presión que se ejerce al realizar el movimiento de flexión cervical, de tal forma que la persona será consciente de la fuerza que debe realizar, teniendo una referencia visual y medible. Posteriormente, cuando conozca la práctica, podrá realizarlos en el domicilio sin la necesidad de este medidor de presión, acudiendo periódicamente a su fisioterapeuta para ver la evolución.

Daniel Casado Ruíz, Fisioterapeuta y Entrenador Personal


Deja un comentario